domingo, 29 de julio de 2012

La excursión Zíngara

Como toda aventura, hubo una planificación previa. Eso sí, salió como esperábamos?


Yo creo, que mejor aún. Porque hay un factor con el que no se cuenta. Es el factor humano. Buenos momentos, risas, complicidad, cansancio, una sitio incómodo donde dormir...


Lo cierto es que repetiría, a pesar de ser lo más incómodo que he hecho en el último año. Y es que los seres humanos somos así... (por eso siempre digo que Carlos no es humano jajaja).


Espero que disfrutéis de las fotos.



Algunos se animaron a aparecer de esta guisa. Menos mal que nos conocíamos de antes... Que haríamos sin sentido del humor? Eres un máquina, Javi.

Al fondo, la moto de Mauricio. Le convencimos que abortara, porque con esas cubiertas, no iba a poder seguirnos :D


Las motos, cargadas, se ven preciosas. Jesús, te las dedico, que se que ver las motos así, te despierta sentimientos profundos...




Santi en acción. Qué grande se le ve!! ... y es así de grande en realidad, creedme. Y todo lo que tiene de grande, lo tiene de buena persona. Es un lujo de compañía.


Javi, mucho más recatado, decidió quitarse la malla de atracador del casco. Dice que por calor... 


Manuel, imponente, como recién sacado de un catálogo. Y no en vano, le conocen como el E******e.


Carlos y Manuel, admirando las vistas que tenéis a continuación.



Y es que algunas personas no entienden cómo es posible que, tras girar la vista a un lado, decida pararme. A mí, me parece evidente...



Las aguas cristalinas del Tajo nos acompañaron durante toda esta excursión.


La felicidad y el buen ambiente se palpaban en todo momento.



Y dónde se habrán metido estos dos?? Pues aquí estábamos, dejándonos empapar por el entorno, digno de una reserva india. Esta vez no fueron ni hormigas, ni mariposas.


Pensamos en recoger corriendo y escondernos de Carlos, pero no se puede tomar el pelo a alguien de su categoría ; nos acabó pillando. En cualquier caso, nos reímos todos mucho.


Lugar controvertido, pero no por ello menos bello. Y es que todo tiene sus pros y sus contras. Lo importante es dejarse querer por lo bueno.


Un saludo,
Beltrán

1 comentario:

  1. Buena cronica... me gusto verla de nuevo
    Un saludo
    Medel

    ResponderEliminar